Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más

Acepto

Le informamos que nuestra página web utiliza cookies para analizar la navegación de usuarios.

Las cookies son unos archivos que se instalan en el equipo desde el que accedes a nuestra web con las finalidades que se describen en esta página.

La aplicación que utilizamos para obtener y analizar la información de la navegación es: Google Analytics: www.google.com/analytics/ y www.google.es/intl/es/analytics/privacyoverview.html

Esta aplicación ha sido desarrollada por Google, que nos presta el servicio de análisis de la audiencia de nuestra página. Esta empresa puede utilizar estos datos para mejorar sus propios servicios y para ofrecer servicios a otras empresas. Puedes conocer esos otros usos desde los enlaces indicados.

Esta herramienta no obtiene datos de los nombres o apellidos de los usuarios ni de la dirección postal desde donde se conectan. La información que obtiene está relacionada por ejemplo con el número de páginas visitas, el idioma, red social en la que se publican nuestras noticias, la ciudad a la que está asignada la dirección IP desde la que acceden los usuarios, el número de usuarios que nos visitan, la frecuencia y reincidencia de las visitas, el tiempo de visita, el navegador que usan, el operador o tipo de terminal desde el que se realiza la visita.

Esta información la utilizamos para mejorar nuestra página, detectar nuevas necesidades y valorar las mejoras a introducir con la finalidad de prestar un mejor servicio a los usuarios que nos visitan.

Para permitir, conocer, bloquear o eliminar las cookies instaladas en tu equipo puedes hacerlo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador.

Por ejemplo puedes encontrar información sobre cómo hacerlo en el caso que uses como navegador:

Firefox: http://support.mozilla.org/es/kb/habilitar-y-deshabilitar-cookies-que-los-sitios-we
Chrome: http://support.google.com/chrome/bin/answer.py?hl=es&;answer=95647
Explorer: http://windows.microsoft.com/es-es/windows7/how-to-manage-cookies-in-internet-explorer-9
Safari: http://support.apple.com/kb/ph5042
Opera: http://help.opera.com/Windows/11.50/es-ES/cookies.html

Información actualizada a 02/07/2014

Artroplastia en fracturas de húmero proximal. Nuestra experiencia en Hospital Universitario Araba

Comunicación: Oral | Tema: Hombro | Categoría: Fracturas

Autor: Jorge Molano Muñoz
Coautores:  Pedro Ruiz Moneo; Andrés Borja Jara; Dulce Clavero Santos; José Manuel Fernández Carreira


Introducción
Desde hace más de 30 años se viene utilizando la hemiartroplastia (HA) para el tratamiento de fracturas complejas de húmero proximal en las que otra alternativa no es viable. Hace ya algunos años, la prótesis invertida de hombro (PI) emergió como una alternativa a la HA en pacientes de edad avanzada. Por otro lado, la PI se está utilizando también  para rescatar HA con mal resultado funcional o como tratamiento de secuelas complejas de fracturas de húmero proximal. El objetivo de este trabajo es realizar una actualización de la indicación protésica en este tipo de fracturas, y presentar los resultados obtenidos en nuestro centro en los últimos 8 años.

Material y métodos
Entre enero de 2006 y mayo de 2014 hemos realizado un total de 58 artroplastias de hombro en pacientes que habían sufrido una fractura de húmero proximal. Se trataba de 23 HA con una edad media de 72 a, 18 PI con edad media de 77a  y 17 revisiones/secuelas de fracturas con edad media de 70 a. La indicación para HA o PI en fracturas en agudo fue una fractura compleja de húmero proximal en 3 o 4 partes en la que no era posible una reducción estable. En el grupo de revisiones/secuelas se trataba de pacientes con antecedente de fractura de húmero proximal, intervenidos o no, con mal resultado funcional y/o dolor.

Resultados
El resultado de la escala Constant ajustada por edad y sexo ha sido 36 en HA, 55 en PI y 36 en Revisiones/Secuelas (p 0.002). En cuanto al Quick Dash ha sido 39 (HA), 26 (PI) y 56 (Revisiones/Secuelas) (p 0.003). Hemos observado mejor resultado en cuanto a flexión anterior, rotación externa y menos dolor en el grupo de PI, con respecto a los otros 2. La curación de las tuberosidades se dio en el 50% de las HA y 75% de las PI por fracturas en agudo. Los pacientes intervenidos de PI, en los que curaron las tuberosidades, tenían mejor rotación externa, mejor antepulsión y mejor Constant que aquellos en los que no consolidaron las tuberosidades.

Conclusiones
A pesar de nuestros pobres resultados con la HA, pensamos que la bibliografía todavía defiende su utilización en pacientes “jóvenes” con buena calidad ósea. Para los pacientes de más edad (>70 a), la PI ha irrumpido con fuerza mostrando resultados prometedores, como se observa en nuestro trabajo. También parece una buena alternativa en revisiones de HA “fallidas”, o pacientes que tienen un mal resultado funcional o dolor tras una fractura. Ahora bien, hay que ser cautos con su indicación y utilización, por las complicaciones que con ellas pueden surgir con los años.